Consorcio sin experiencia recibe 18.000 millones

Le entregaron a consorcio sin experiencia un contrato de 18.253.557.090 pesos. Por mala selección, la secretaría de integración social puso en riesgo la alimentación de 17.441 niños y adultos. Uno de los contratistas acredita experiencia en reforestación y no en alimentación.

Juan Carlos Flórez A. – ASI
Julio 29 de 2013

La alimentación de 17.441 niños y adultos (16.286 niños, 280 adultos mayores, 755 personas con discapacidad y 120 habitantes de calle en rehabilitación) no se está garantizando por el incumplimiento de un contratista que no entrega los alimentos en las cantidades y calidades necesarias, ni en los tiempos adecuados a 110 jardines infantiles y 17 centros de cuidado. ¿Dónde está la interventoría de un contrato que asciende a 18.253.557.090 pesos? ¿Cuáles son las medidas urgentes que ha tomado la Secretaría de Integración Social para garantizar la alimentación a esta población vulnerable? ¿Por qué se le entrega un contrato de tamaña responsabilidad y magnitud a gente sin experiencia en Bogotá?.

Luego de dos semanas de seguimiento y de contactarlos en tres oportunidades diferentes, el 23 de julio nos comunicamos telefónicamente con los 127 jardines y centros de cuidado que dependen del suministro de comida del Consorcio Alimentación Social 2013. En 47 jardines y centros de cuidado encontramos que no se pueden dar los menús definidos por la Secretaría de Integración Social debido a la carencia de alimentos, lo que ha generado la reducción de las porciones, que no se sirva proteína o fruta, o sólo se dé aguadepanela.

Al indagar sobre el millonario contrato otorgado por la Secretaría de Integración Social al Consorcio Alimentación Social 2013, para el suministro y distribución de alimentos perecederos y no perecederos, encontramos que debía garantizar la atención diaria a 17.441 niños y adultos mayores en 110 jardines infantiles y 17 centros de cuidado que atienden a adultos mayores, personas con discapacidad y habitantes de calle en rehabilitación, ubicados en las localidades de Bosa, Ciudad Bolívar, Kennedy, Tunjuelito, Engativá, Fontibón y Suba. Así mismo que debía ejecutarse en un plazo de 10 meses.

Adicionalmente, de acuerdo con información suministrada por diferentes fuentes, el contratista presenta cuatro graves deficiencias. No tiene la experiencia necesaria para el manejo logístico que implica un contrato tan complejo. No está capacitado en el manejo del software que permite definir los gramajes necesarios para el cumplimiento de las minutas. No conoce el territorio, y al no tener experiencia logística en la ciudad de Bogotá le ha costado mucho llegar a las direcciones donde están ubicados los jardines y centros de cuidado. Y no tiene la experiencia ni el conocimiento necesario para realizar las compras de alimentos en las centrales mayoristas. ¿Por qué un contrato de esta magnitud se le entrega a un contratista sin experiencia en Bogotá, acorde con la magnitud del servicio que debía prestar?

Para tapar este grave error la Secretaría de Integración Social comete otro. Ha designado funcionarios para que lleven, casi a diario, a puchos, los alimentos básicos a las diferentes unidades de atención; sin embargo, no se están cumpliendo las normas de higiene, salubridad y transporte de alimentos. Se corre el riesgo de que alimentos perecederos que se transportan indebidamente, generen casos de intoxicación, indeseables para el bienestar de los niños.

El consorcio, que incumple con la alimentación de miles de niños y adultos mayores, fue creado en 2013 y no está inscrito en la Cámara de Comercio de Bogotá. Esta conformado por la Fundación Multiactiva Emprendiendo, fundada en 1998 en Cartagena, con un patrimonio de $6.489.046.000; y por la Corporación Ambiente Colombia, inscrita en la Cámara de Comercio de Villavicencio desde 2008, con un patrimonio de $14.082.505.734.

Al revisar la experiencia de estas organizaciones se encuentra, según información del registro de proponentes, que la Corporación Ambiente Colombia de Villavicencio, aparece en los registros de dicha cámara con un contrato que tiene para reforestación con Cormacarena y no cuenta con ninguna experiencia como proveedor de alimentos. Por su parte la Fundación Multiactiva Emprendiendo sólo registra un contrato en suministros de alimentos con la Alcaldía de Bucaramanga suscrito en septiembre de 2012. En 2013 ha firmado dos contratos con la secretaría de integración social: el primero, en marzo, por 2.434.000.000 de pesos para el expendio de comidas preparadas; el segundo es el que se incumple actualmente.

En la evaluación preliminar de los proponentes se advirtió, que el Consorcio Alimentación Social 2013 no cumplía plenamente los requisitos jurídicos y técnicos, los cuales tuvieron que ser subsanados posteriormente. Sorprende que el actual gobierno, que llegó al poder tras denunciar los grandes problemas que se presentaron con nefastos contratistas en la administración pasada, cometa los mismos errores y contrate a un operador sin la experiencia ni la capacidad para garantizar la alimentación de las personas más vulnerables de la ciudad. Con urgencia la administración debe corregir estas graves fallas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: