Crónica de un engaño

El alcalde Petro miente cuando promete renegociar los contratos de Transmilenio pues ya los prorrogó

‎En medio de una protesta en el portal de Suba de Transmilenio el alcalde invitó a los bogotanos a marchar para renegociar los contratos con los operadores. Lo que no dijo es que desde mayo de 2013 el mismo los prorrogó por 240.000. Este gangazo les representa a los operadores 1.9 billones de pesos sin tener que mejorar la flota y sin mejorar la calidad del servicio.

El 4 de marzo de 2014 esta nota de Citynoticias muestra cómo el alcalde anunció la prórroga de los contratos en 2013 y cómo engaña a los bogotanos un año después.

Así se cocinó la prorroga:

El 17 de octubre de 2011, Gustavo Petro dijo sobre Transmilenio que “hay un monopolio, una mafia que está determinando el precio del pasaje”.

El portal lasillavacia.com publicó “Gustavo Petro, la piedra en el zapato para las mafias de Bogotá”. En ese artículo, se resaltó que el entonces candidato tenía la firme intención de renegociar los contratos de Transmilenio para bajar las tarifas.

El 14 de marzo, Víctor Raúl Martínez, gerente de Sí99, operador de Transmilenio, dijo:

La “renegociación estaría condicionada al cumplimiento de los compromisos del Gobierno distrital, especialmente en mejoramiento de la infraestructura. Así mismo, que señaló que se podrían renegociar estos contratos pero no para reducir las tarifas de Transmilenio de 1750 a 1400 porque, mientras para los operadores suben los costos, es inviable hablar de disminución de tarifas”.

El 30 de mayo de 2012, Gustavo Petro dio la orden de renegociar los contratos de Transmilenio.

Al respecto dijo que “El tiempo de esta negociación que inicia hoy será de 20 días, no vamos a estar en una negociación que se postergue y se postergue en el tiempo, no nos sirve para el SITP. Al final de lo que sucede en este periodo de 20 días, la administración tomará las decisiones pertinentes para garantizar que en las troncales de lo que hoy llamamos el Transmilenio se produzca el corazón mismo del Sistema Integrado de Transporte Público”.

El 18 de septiembre de 2012, Ricardo Bonilla afirmó que Transmilenio y operadores estarían a punto de llegar a un acuerdo para renegociar los contratos.

Según lo registró El Tiempo, la negociación de los contratos, según Bonilla, está «prácticamente finalizada y, cuando se llegue a feliz acuerdo, será comunicado a la opinión pública».

El 15 de octubre de 2012, Fernando Rey, reconoció que no se había llegado a ningún acuerdo.

Por el contrario, dijo que había dos posibilidades: intervenir o negociar. A reglón seguido llamó la atención sobre la contraparte en esa negociación: “esos operadores no son ya los antiguos transportadores de buses y busetas, sino todos unos empresarios del transporte muy acomodados, asesorados por grandes bufetes de abogados, con participación en la vida política de la ciudad, con acceso a los medios de comunicación”.

El 17 de marzo, Fernando Sanclemente, reconoció que Transmilenio se durmió en la preparación de la licitación.

En el concejo de Bogotá, el gerente sostuvo que la preparación de la licitación para los operadores de Transmilenio “circunstancia que lamentablemente no estaba ni siquiera en los sueños de Transmilenio en octubre del año pasado, a pesar de la instrucción que había dado el alcalde mayor”.

Y que “En cuanto a la negociación, era indispensable buscar una combinación de elementos que a mi juicio eran medidas complementarías, primero, la prórroga de los contratos por un periodo que nos permitiera llegar a feliz término con el proceso licitatorio, porque la administración se durmió y eso hay que reconocerlo, y no tenía un poder de negociación efectivo y los suficientes dientes para una negociación más interesante para los intereses de la ciudad, en consecuencia era imperioso buscar una extensión de los contratos y en paralelo abrir el proceso licitatorio, pero por más eficientes que fuéramos, si abríamos ese proceso tal y como lo teníamos contemplado a partir de finales de este mes (marzo 2013) no íbamos a llegar con la flota al final de diciembre para remplazar los articulados, insisto! era imperioso prorrogar estos contratos (..)”

El 6 de mayo de 2013, Petro anunció renegociación con operadores.

Los buses que están próximos a cumplir más de un millón de kilómetros y que han recorrido la ciudad por alrededor de 12 años, podrán seguir haciéndolo por 2 o 3 años más con la extensión de 240 mil kilómetros.

buses dañados Fase 1 transmilenio

Ganancias para operadores…

Lo que la administración en la prórroga de 240.000 kilómetros le pagará a los operadores troncales de las fase I y II cerca de 1.918.977.306.623 pesos (1,9 billones). Ya en el segundo semestre del año 2013 les pagaron 319.829 millones de pesos.

El gerente de Transmilenio confirmó, el 5 de marzo de 2014 en el concejo de Bogotá, que el alcalde sabia que la prórroga de los contratos de las fases I y II estaba cocinada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: