Contrato de 163 mil millones para bonos de mercado entregado sin licitación

La secretaría de integración adjudicó una multimillonaria contratación de bonos canjeables por alimentos, que resultó en gana-gana para supermercados y pierde-pierde para beneficiarios. Beneficiarios de bonos reclaman por altos costos de los productos, mala calidad, restricciones para su canje e intermitencia en su entrega.

Juan Carlos Flórez – ASI
Mayo 4 de 2015

La piedra angular de la política de seguridad alimentaria de la administración de Gustavo Petro son los bonos canjeables para mercado a cargo de la secretaría de integración social. Entre 2013 y 2014, de los 163 mil millones de pesos que la secretaría contrató para su suministro, le entregó al consorcio Colsubsidio Cencosud 142 mil millones de pesos. El monto restante fue distribuido entre Cooratiendas (16 mil millones de pesos) y Unión Temporal Bonos 2014 (5 mil millones de pesos), integrada por afiliados a Cooratiendas.

Desafortunadamente esta millonaria inversión no se traduce en precios bajos, ni calidad y oferta de productos, y mucho menos en buen servicio. Luego de 8 meses de investigación esto fue lo que encontramos:

1. Contrato con Colsubsidio

El 26 de julio de 2013 la Secretaría de Integración Social inició una subasta inversa (SDIS-SASI-009-2013), por valor total de: $63.830.920.000 con el objeto de seleccionar hasta tres proveedores para el suministro de bonos canjeables por alimentos. El proceso se dividió en tres grupos, a saber:

  • Grupo 1: Proyecto 735: desarrollo integral a la primera infancia. Por un valor de $23.033.437.000 y un total de 213.512 bonos.
  • Grupo 2: Proyectos 738: atención y acciones humanitarias para emergencias de origen social y natural y 721: atención integral a personas con discapacidad, familias y cuidadores: cerrando brechas. Por un valor de $11.244.375.000 y un total de 61.125 bonos.
  • Grupo 3: Proyecto 730: alimentando capacidades: desarrollo de habilidades y apoyo alimentarios para superar condiciones de vulnerabilidad. Por un valor de: $29.553.108.000 y un total de 250.805 bonos.

Es importante aclarar que los recursos fueron tomados en su totalidad del proyecto 730, tal y como lo demuestra el certificado de disponibilidad presupuestal del proceso.

Fuente: Pliego de condiciones del proceso contractual SDIS-SASI-009-2013, SECOP, P. 13.

Los contratos a suscribir tenían proyectada una duración de 6 meses, y se hicieron mediante subasta inversa, esta modalidad se utiliza principalmente para la adquisición de bienes de características técnicas uniformes y común utilización, tal y como se encuentra establecido en la Ley 1150 de 2007. En esta modalidad de selección no se tiene en cuenta la calidad de los productos; el único factor que se tiene en cuenta es el precio (así lo establecía el artículo 3.2.1.1.2 del Decreto 734 de 2012, que era la norma que regía al momento de adelantar la subasta inversa 009 de 2013)[1].

Por lo anterior, en procesos como estos resultan especialmente relevantes las condiciones económicas que se fijen. En la subasta inversa 009 de 2013, las condiciones económicas eran las siguientes:

  1. Propuesta inicial de precios: “Los porcentajes o tasas de descuento ofrecidas en la propuesta inicial “FORMATO PROPUESTA INICIAL DE PRECIOS”, deberá ser igual o mayor a cero por ciento (0,00%), aplicable a todos y cada de los precios propuestos por la Secretaría” (numeral 3.3.4 y adenda No. 3).
  2. Descuento mínimo en caso de único oferente: “…la Secretaría informa a los interesados que cuando solo exista un solo proponente habilitado, siempre y cuando su oferta no exceda el valor tope unitario con IVA para cada bono, le adjudicará el contrato, siempre y cuando ajuste su oferta al descuento mínimo establecido por la Secretaría, equivalente al TRES PUNTO CUATRO (3,4%) POR CIENTO, sobre el valor total de la propuesta presentada” (numeral 2.16).

Al proceso sólo se presentó el Consorcio Colsubsidio Grandes Superficies de Colombia S.A., conformado por Colsubsidio y Carrefour, hoy Cencosud. El Consorcio presentó una oferta por el valor tope de cada uno de los bonos, tal y como se evidencia en el Acta de audiencia de adjudicación del proceso. Al ser el único proponente, a cada grupo se le aplicó, por cada uno de los bonos, el 3,4% de descuento mínimo exigido en los pliegos de condiciones, siendo ese el precio máximo que el Consorcio podría cobrar por bono.

Los tres contratos se adjudicaron, el 23 de agosto de 2013, por el valor total del presupuesto oficial del grupo respectivo, es decir:

  • Grupo 1 por $23.033.437.000. Contrato 7228 de 2013 suscrito el 30 de agosto de 2013, con acta de inicio del 13 de septiembre de 2013.
  • Grupo 2 por $11.244.375.000. Contrato 7229 de 2013 suscrito el 30 de agosto de 2013, con acta de inicio del 13 de septiembre de 2013.
  • Grupo 3 por $29.553.108.000. Contrato 7230 de 2013 suscrito el 30 de agosto de 2013, con acta de inicio del 13 de septiembre de 2013.

A los tres contratos se les adicionaron recursos por el 50% de su valor inicial y se les amplió el plazo de ejecución, así:

  • Al contrato 7228 de 2013, que buscaba atender a la primera infancia, se le adicionaron $11.516.642.340, para un valor total de $34.550.079.340 y 5 meses más (plazo total de 11 meses), es decir, hasta el 11 de agosto de 2014.
  • Al contrato 7229 de 2013, que busca atender situaciones de emergencia y personas en situación de discapacidad, sus familias y cuidadores, se le adicionaron $5.622.187.500, para un valor total de $16.866.562.500 y 8 meses y 19 días más (plazo total 14 meses y 19 días), es decir, hasta el 30 de noviembre de 2014.
  • Al contrato 7230 de 2013, que en principio atendía a los beneficiarios del proyecto 730, buscando superar condiciones de vulnerabilidad, se le adicionaron $14.776.554.000, para un valor total de $44.329.662.000 y 8 meses y 19 días más (plazo total 14 meses y 19 días), es decir, hasta el 30 de noviembre de 2014.

Lo anterior quiere decir que entre contratos iniciales y otrosíes se le entregaron a un solo contratista (Consorcio Colsubsidio Cencosud) $95.746.303.840.

Al revisar detalladamente los contratos encontramos las siguientes irregularidades:

  • Un proceso que buscaba adjudicar $63.830.920.000, es decir, el 23,6% del presupuesto del proyecto 730 para el 2013, duró solamente 14 días hábiles. Ese 23,6% se terminó entregando a un solo contratista.
  • Con las adiciones a los contratos, por un total de $31.915.383.840, se le entregó al Consorcio Colsubsidio Cencosud el 18% del presupuesto del proyecto 730 para el 2014.
  • Haberle entregado a este único contratista $95.746.303.840, implica que el distrito le entregó a Colsubsidio y Cencosud el 21,4% del presupuesto asignado para los años 2013 y 2014 al programa de seguridad alimentaria.
  • Las condiciones de negociación planteadas en los pliegos de condiciones por la propia Secretaría (0% de descuento para la propuesta inicial y un porcentaje mínimo de descuento del 3,4% sobre la propuesta inicial), no garantizaban las mejores condiciones precio/cantidad.

2. Contrato Cooratiendas

Además  de los contratos con Colsubsidio, referenciados en los anteriores párrafos, la Secretaría de Integración Social le entregó directamente a Cooratiendas $16.713.635.810 para bonos en 2014. El 24 de enero se firmó el convenio de asociación No. 6951 entre Secretaría de Integración, la Secretaría de Desarrollo Económico y la Cooperativa Cooratiendas con el objeto de: “Aunar recursos técnicos, administrativos, financieros e institucionales para fortalecer la seguridad alimentaria integral en sus dimensiones de disponibilidad y accesibilidad en las localidades de Kennedy, Bosa y Ciudad Bolívar de la ciudad de Bogotá D.C.”.

La idea de este convenio era entregar bonos a los beneficiarios de los programas de alimentación y, al mismo tiempo, fortalecer la red de tenderos. Sin embargo, al tratarse de un convenio de asociación no fue necesario agotar proceso de selección alguno para determinar que Cooratiendas era la mejor opción para desarrollar esas dos actividades.

Inicialmente el convenio se suscribió por $11.735.713.810, de los cuales:

  • Secretaría de Integración Social: $11.341.578.010 (96,6%).
  • Secretaría de Desarrollo Económico: $300.000.000 millones (2,6%).
  • Cooratiendas: $94.135.800 (0,8%).

El contrato empezó a ejecutarse el 5 de febrero de 2014, por un plazo inicial de 9 meses, es decir, hasta noviembre de 2014. Sin embargo, en noviembre de ese año se celebraron 2 otrosíes que ampliaron el plazo en 92 días calendario, es decir, hasta febrero de 2015 y adicionaron el valor en $5.516.009.800, discriminados así:

  • Secretaría de Integración Social: $5.372.057.800 (97,4%).
  • Secretaría de Desarrollo Económico: $111.600.000 (2,0%).
  • Cooratiendas: $32.352.000 (0,6%).

En total, los aportes de la Secretaría de Integración a este convenio fue de $16.713.635.810, es decir, el 96,9% del mismo.

Los tres primeros meses estaban destinados al fortalecimiento de las tiendas y solo durante los siguientes 6 (que se extendieron después a 9) se entregarían bonos a los beneficiarios de los programas de alimentación de la Secretaría de integración.

Y ¿a qué se destinaron los recursos de la Secretaría de Integración? En este convenio el valor de los bonos era el mismo al establecido en los pliegos de condiciones de la subasta inversa 009 de 2013, sin siquiera el valor agregado del descuento otorgado por el Consorcio Colsubsidio Cencosud; es decir, los bonos se le pagaban a Cooratiendas al precio máximo estimado por la Secretaría de Integración.

Pero además, los recursos de la Secretaría de Integración no se limitaban a la adquisición de bonos canjeables por alimentos, sino que también eran destinados a la contratación de talento humano, plataformas tecnológicas, estrategias de comunicación y transporte, así:

Los recursos del contrato tenían otras destinaciones además de los bonos canjeables por alimentos.
Fuente: Estudios previos del Convenio de Asociación No. 6951 de 2014 y justificación de la adición a dicho Convenio de Asociación.

$883.973.810 (entre el convenio inicial y la adición) fueron destinados a actividades diferentes a la entrega de bonos y se encuentran identificados en la tabla con color naranja. Se destinan a contratación de talento humano, plataformas tecnológicas y estrategias de comunicación.

Es importante señalar que estos gastos que asumió la Secretaría de Integración Social en este convenio, fueron asumidos por el Consorcio Colsubsidio Cencosud en los contratos 7228, 7229 y 7230 de 2013. En estos contratos el consorcio asumió, por ejemplo, las siguientes obligaciones:

  • “Disponer del personal suficiente y de los equipos de comunicación solicitados Secretaría…”
  • “Fijar en cada uno de los puntos de venta, en un lugar visible, la lista de alimentos canjeables para que el usuario realice la verificación en el momento del canje”.
  • “Desarrollar e implementar la infraestructura tecnológica, de acuerdo con las especificaciones establecidas por la SDIS”.
  • “Para la atención de emergencias sociales y/o naturales que se presenten en Bogotá, el contratista deberá realizar el canje de los bonos de manera simultánea en el lugar donde se presente la emergencia…”

Los aportes de Cooratiendas al convenio fueron de $126.487.800, es decir, el 0,6% del valor total del mismo. Estos aportes, tanto en el convenio inicial como en la adición, se concretan en la adquisición de bolsas para el mercado, 8 planes de celular de 750 minutos mensuales por 10 meses, el pago de 2 meses de salarios del director de proyecto de fortalecimiento y del coordinador del proyecto, 1 mes de salario del coordinador de canje de bonos y del auxiliar administrativo de canje de bonos.

Con los contratos suscritos con el Consorcio Colsubsidio Cencosud, si bien se tienen reservas frente al proceso de negociación y la gran cantidad de recursos entregados a este contratista, la Secretaría solo pagó el valor de los bonos, menos el descuento del 3,4%. En cambio, en el caso de Cooratiendas, además de pagar el valor máximo por cada uno de los bonos, la Secretaría, como ya se describió anteriormente, incurrió en gastos adicionales, los cuales implicaron un valor mayor por cada uno de los bonos adquiridos, veamos:

Si comparamos los promedios ponderados del valor de los bonos adquiridos mediante los contratos suscritos con el Consorcio Colsubsidio Cencosud y el de los bonos adquiridos en virtud del convenio con Cooratiendas, encontramos que la diferencia sería de 11.327 pesos por bono (ver tabla).

Fuente: elaboración propia con base en los contratos 7228.7229,7230 de 2013 y el Convenio 6951 de 2014
Nota: Es importante tener en cuenta que el Convenio con Cooratiendas terminó en febrero de 2015.

3. De nuevo se contrata con Cooratiendas

Para garantizar la continuidad en la entrega de bonos canjeables por alimentos, la Secretaría de Integración Social suscribió en octubre de 2014 dos contratos: el primero con la Unión Temporal Bonos 2014, para el suministro de bonos canjeables por alimentos y, el segundo con Cooperativa Bursátil Ltda., para que ésta, en su calidad de comisionista de la Bolsa Mercantil de Colombia, adelantara las negociaciones necesarias para el suministro de bonos. Veamos estos contratos más de cerca:

El 20 de agosto de 2014 la Secretaría de Integración social dio apertura a la Subasta inversa 006 de 2014, con el fin de contratar el suministro de bonos canjeables por alimentos. La Secretaría mantuvo el mismo valor de los bonos utilizado para los contratos con el Consorcio Colsubsidio Cencosud y para el Convenio de Cooratiendas, pero esta vez dividió el proceso en 19 grupos, teniendo en cuenta tanto el territorio como la población a atender. El proceso tenía un presupuesto de $46.581.447.000.

Aunque la secretaría de integración cuenta con el proyecto 730, cuyo propósito específico es garantizar la seguridad alimentaria, en este proceso tomó además recursos del proyecto 721, el cual se encuentra destinado a la atención e inclusión social de las personas en situación de discapacidad, sus familias y cuidadores.

Como este proceso de selección se rigió por el Decreto 1510 de 2013, no era necesario establecer un margen mínimo de negociación en caso de que se presentara un solo proponente. Lo único que exigió el pliego de condiciones fue un margen mínimo de mejora de oferta del 1% en caso de varios proponentes y no era necesario presentar un porcentaje de descuento inicial.

El 11 de septiembre de 2014, día del cierre, sólo se presentó la Unión Temporal Bonos 2014. Su propuesta fue para el grupo No. 3, que tenía un presupuesto de $4.157.704.000, y buscaba atender a la localidad de Kennedy con bonos para personas en situación de discapacidad y primera infancia. No se presentó propuesta para ninguno de los otros 18 grupos, por lo tanto estos se declararon desiertos.

El 9 de octubre de 2014, el grupo 3 fue adjudicado a la Unión Temporal Bonos 2014 por un valor de $4.157.704.000. De la resolución de adjudicación no se desprende que se haya ofrecido algún porcentaje de descuento. El respectivo contrato, numerado como el 10615 de 2014, fue suscrito el 15 de octubre de 2014 e inició su ejecución el 5 de noviembre de 2014.

En principio el contrato tenía una duración de 4 meses, es decir, hasta el 4 de marzo de 2015. Sin embargo, el 30 de diciembre de 2014 se suscribió el primer otrosí al contrato, adicionándole $902.449.520 (21,7% del presupuesto inicial), para un total de $5.060.153.520 y dos meses más de ejecución, con lo que su terminación se daría el 4 de mayo de 2015, es decir, hoy.

La Unión Temporal Bonos 2014 esta conformada por Pedro Riberto Angarita Higuera con el 74% de participación y Supermercados Eco S.A.S. con el 26%. Lo primero que debemos anotar, es que el Señor Angarita es el representante legal de Supermercados Eco S.A.S. Este Supermercado esta afiliado a Cooratiendas, tal y como lo demuestra su página web:

Fuente: https://www.supermercadoeco.com/sqr

Y fue una de las empresas que certificó la experiencia de Cooratiendas para que ésta pudiera suscribir el convenio 6951 de 2014 con la Secretaría de Integración:

Fuente: certificado de experiencia de la subasta inversa 006 de 2014, SECOP.

Por otra parte, en sus respuestas, la Secretaría de Integración nos informó que el 28 de octubre de 2014 suscribió el contrato de comisión 10722 con la Cooperativa Bursátil Ltda., en virtud del cual ésta comisionista se encargaría de celebrar en el mercado de compras públicas de la bolsa mercantil de Colombia las negociaciones necesarias para “el servicio de suministro y adquisición de bonos canjeables redimibles por alimentos para la población participante de los proyectos distrital de integración social en puntos de canje propios del comitente vendedor”.

De acuerdo a lo pactado en el contrato, el valor máximo a negociar era de $46.288.991.000. Y el valor de la remuneración para la Cooperativa Bursátil sería del 0,52498% del valor total de la operación, es decir: $243.007.945.

De este contrato se derivaron tres operaciones por un valor total de $46.288.991.000. De acuerdo a la información publicada en la página web de la Bolsa Mercantil de Colombia esas tres operaciones se dividieron así:

Fuente: Bolsa Mercantil de Colombia. Fecha de consulta: 29 de abril de 2015.

Según informa la Secretaría de Integración estas tres operaciones fueron adjudicadas al Consorcio Colsubsidio Cencosud 2014. Entre los tres contratos suscritos en el 2013 y estas tres nuevas operaciones, a Colsubsidio y Cencosud la Secretaría de Integración Social le ha entregado $142.035.294.840, lo que equivale aproximadamente a 60 millones de dólares de Estados Unidos.

Para concluir, debemos señalar que en la actualidad se está tramitando un nuevo proceso en la Bolsa Mercantil de Colombia para la compra de bonos canjeables por alimentos, con un presupuesto de $119.656.453.000. Revisada la página web del mercado de compras públicas de la Bolsa Mercantil de Colombia, encontramos que la comisionista “Comisionistas Financieros Agropecuarios” publicó el 24 de abril de 2015 las fichas técnicas para la negociación de tres operaciones para la adquisición de bonos canjeables por alimentos por cuenta de la Secretaría de Integración Social, así:

Fuente: Bolsa Mercantil de Colombia. Fecha de consulta: 29 de abril de 2015. Nota: Hasta donde tenemos conocimiento, estas tres operaciones no han sido adjudicadas.

Por último, es importante señalar que en casos similares, donde se ha preferido la celebración de convenios interadministrativos o de asociación sobre la suscripción de contratos previo el agotamiento de procesos de selección, la Procuraduría General de la Nación ha iniciado procesos disciplinarios por considerar que con ello se buscaba evadir el estatuto de contratación y los procesos de selección objetiva; incluso, en alguno de esos procesos, funcionarios de diferentes entidades nacionales y territoriales han sido condenados.

Este es el caso de los convenios celebrados con la red Alma Mater, en virtud de los cuales el señor Mauricio Antonio Toro Acosta, quien fuera director de la Unidad Administrativa Especial del Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá fue condenado a sanción de destitución e inhabilidad por 10 año. Otro ejemplo, son los diferentes procesos que se han adelantado contra diferentes funcionarios del ICBF, que incluso tiene un régimen especial que le permite acudir a un tipo especial de contrato denominado “contrato de aporte”.

4. Quejas de la gente

El mecanismo a través del cual funciona el canje del bono es el siguiente:

  1. La Secretaría de Integración Social determina un día y un horario específico en el mes en el cual se puede efectuar el canje de los bonos.
  2. Las personas deben desplazarse a los supermercados de Colsubsidio, Jumbo y Metro para reclamar y redimir el bono.
  3. El día programado la entidad entrega a los beneficiarios los bonos, que oscilan entre los 42.000 y 250.000 pesos, para que de manera inmediata y bajo la supervisión institucional sean canjeados por los alimentos determinados dentro de la canasta familiar.
  4. En los pliegos de condiciones se determinaron 7 grupos de alimentos a saber: 1). Cereales, raíces, tubérculos y plátanos; 2). Hortalizas, verduras, legumbres y leguminosas verdes; 3).  Frutas; 4). Carnes, vísceras, productos elaborados, huevos, leguminosas secas y mezclas vegetales; 5). Lácteos y derivados; 6). Grasas; 7) azucares y dulces.

Los usuarios deben canjear el bono por al menos cinco productos que se encuentren en la lista. No se aplica ningún tipo de restricción con relación a las marcas de los productos.

Caso 1.  “Aquí es demasiado costoso todo”.

Testimonio 1: “Primeramente nosotros como madres cabezas de familia les agradecemos muchísimo por el bono que nos están dando, eso para nosotros es una bendición. Lo que si nos preocupa a todas las mamás, como hemos estado hablando unas con otras, es que acá el mercado es demasiado costoso, pero es que es mucho en comparación con otros sitios, en comparación con el éxito o Cafam u otros supermercados, (…) acá es demasiado costoso, todo: carne, pollo, los productos que uno puede llevar, que no son todos, están demasiado costosos (…) y otra cosa es que  a veces uno quiere llevar que frijol, que no hay, que ya no hay, mucho grano ya no hay, o que no hay para surtir”.

Madre beneficiaria (ámbito familiar).

Punto de canje: Colsubsidio Suba Gaitana. 10 de Septiembre de 2014.

Al hacer un ejercicio de comparación de precios en tres localidades (Usme, Teusaquillo y Suba) se observó que el mercado en Colsubsidio, para todos los casos, resulta más costoso en relación con otros supermercados tanto de la misma categoría[1], como en relación con mercados populares.

Para el desarrollo del ejercicio se compararon los precios de los productos a los que tienen acceso los usuarios a través de los bonos,  entre tres supermercados para cada caso. Se tomó como criterio de selección de productos a comparar,  marcas propias y marcas conocidas. En el caso de Usme, se evidenció que mientras un mercado en Colsubsidio cuesta 101.249, en almacenes Metro cuesta 80.260 y en un mercado popular de la zona (Merca Andrea) 78.900.

Fuente: datos recolectados en trabajo de campo el 24 de octubre de 2014.
Caso 2. “El aceite subió el doble, el arroz también lo incrementaron”.

Preguntan los beneficiarios cómo es posible que en un contrato de 100 mil millones de pesos, el precio de los mercados para los beneficiarios sea el mismo que al detal y más costoso que en mercados populares?

Testimonio 2: “El aceite subió el doble, el arroz también lo incrementaron.  El aceite en los mercados pasados lo llevaba a 11.000, más o menos, y ahorita  está a 22.000. El arroz la arroba estaba a 25.000 y ahora esta ya a 34.000”.

Mamá beneficiaria bono programa ámbito familiar
10 de septiembre de 2014. Colsubsidio La Gaitana en Suba.

“Han subido a veces mil o dos mil pesos el precio, la primera vez que compramos arroz estaba muy duro, no se cocinaba, pero las otras veces si me ha ido bien con el arroz. El mes pasado estaba muy caro el aceite, casi a 30 mil pesos.

Mamá beneficiaria bono programa ámbito familiar

10 de septiembre de 2014. Colsubsidio La Gaitana en Suba.

Observamos que mientras en la sede principal del supermercado Colsubsidio, ubicado en la calle 26, un aceite girasol de 3.000 ml (marca propia) fue ofertado en 6.700 pesos al público (el precio regular es 15.990 pesos); sin embrago, fue vendido a las madres beneficiaras en Colsubsidio de La Gaitana por 28.990 pesos, casi 5 veces su valor en promoción y casi el doble del precio regular.

En el cuadro a continuación se observa el precio del aceite y de la carne un día de canje en el Colsubsidio la Gaitana en la localidad de Suba y el precio del mismo producto en el Colsubsidio de la 26 en un día corriente. Estos productos fueron seleccionados toda vez que en ellos los beneficiarios detectaron irregularidades en los precios.

Tabla productos

Caso 3. ¿Por qué no se permite a los beneficiarios elegir el día del canje del bono?

Testimonio: “El vencimiento de los productos es muy cercano, Colsubsidio saca los alimentos cuando ya se van a vencer”.

(José Vicente Romero)[1]. Beneficiario bono de 250.000,
para canje en Colsubsidio de occidente. Abril 2015.

Testimonio: “Cada vez alcanza para menos mercado con los bonos. Los  alimentos que están a punto de  vencerse son los que sacan, y como en el bono no hay otra opción toca llevarlos. (…) Los alimentos de plaza no son frescos, estaban viejos”.

(Familiar de Gloria Rendón) Beneficiaria bono de 250.000,
para canje en Colsubsidio de occidente. Abril 2015.

¿Por qué sucede esto? Los beneficiarios no pueden canjear el bono en día distinto al señalado por la entidad y deber ser en un horario de 8 a.m. a 4 p.m., lo cual limita la autonomía e independencia de los participantes y restringe las posibilidades para acceder al bono.

El margen de maniobra del contratista, al estar definido un día de canje, es mayor para vender productos con unas fechas de vencimiento cercanas o jugar con los productos para que no se le ofrezca al beneficiario el mayor número de opciones posibles. Lo anterior distorsiona  la capacidad adquisitiva de los bonos.

Caso 4. No se entregan los mercados todos los meses

Por falta de planeación, miles de usuarios pasan meses sin recibir la asistencia alimentaria que les debe ser provista por el distrito regularmente.

En la ejecución de los tres contratos se evidencia que no todos los meses las personas beneficiaras reciben el mercado que corresponde. Al observar los cronográmas de entrega reportados por la entidad, se evidencian altas fluctuaciones en las cifras de bonos entregados mes a mes, cuando la tendencia de estas cifras debería ser, sino ascendente, por lo menos lineal. Lo anterior aplica para los tres grupos de beneficiarios.

Como se ilustra en la gráfica a continuación, los bonos que presentan mayores fluctuaciones en su entrega, son los orientados hacia las madres gestantes y primera infancia (grupo 1. Serie azul). Estos datos revelan que miles de usuarios pasan varios meses sin recibir la asistencia alimentaria que les debe ser provista por el distrito.

Número de bonos entregados al mes, por grupo de beneficiaros. 2013 -2014

Los bonos se dejaron de entregar, sobre todo, a madres gestantes.
Fuente: (Secretaría de Integración Social 2014) gráfica construida con base en relación de bonos canjeados pagados por la SDIS.

En la gráfica se observa que (serie demarcada, grupo1), en el mes de septiembre  de 2014, 27.832 mercados dejaron de ser entregados a madres gestantes y niños de primera infancia. Una reducción equivalente al 81%, en relación con el número de bonos entregados en el mes anterior y la cual se mantiene hasta el final de la vigencia del contrato (noviembre de 2014). Lo anterior, se dice con base en los datos reportados por la Secretaría de Integración, en relación con los reportes de entrega mensual de los bonos canjeables en el marco de los contratos.

El hecho de que no exista un día preestablecido para las entregas, genera que la gente no se pueda organizar para hacer efectivo el bono. Las condiciones de la operación favorecen al contratista y no a los beneficiarios.

En este link pueden descargar la presentación del debate.

En este link pueden descargar el documento completo de la investigación.


[1]Mediante la Resolución 842 de 12 de agosto de 2013 la Secretaría Distrital de Integración Social se acogió al régimen de transición establecido en el artículo 162 del Decreto 1510 de 2013. Por lo cual, siguieron aplicando las disposiciones del Decreto 734 de 2012 hasta el 31 de diciembre de 2013.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: