Más sobre los jóvenes en riesgo

La administración recibió 100.804 millones para trabajar con 10.000 jóvenes

Sólo se han atendido 5.871 jóvenes y para el 2016 el programa tendrá un recorte en su presupuesto del 36%. Recibirá $64.192 millones para beneficiar a los jóvenes más necesitados de la capital.

Juan Carlos Flórez

Concejal de Bogotá – ASI

¿Qué pasó con los recursos que se pidieron con tanta urgencia?

A pocos días de culminar esta administración, el Idipron sólo ha ejecutado 27.000 millones de pesos, de los 100.804 millones que le asignaron en 2015 para atender a nuevos jóvenes en condición de vulnerabilidad que pertenecen al programa distrital “Jóvenes en Paz”. Buena parte de estos recursos se han ido en financiar programas antiguos, que nada tienen que ver con el sentido bajo el cual fueron solicitados. Al tiempo que la administración acomoda a su conveniencia las cifras de atención a jóvenes de otros programas para presentar cumplimientos que nada tienen que ver con la realidad.
De acuerdo con los datos arrojados por la encuesta de clima escolar y victimización 2014, en Bogotá 410.769 jóvenes, es decir el 21% del total de esta población en Bogotá, no tienen la oportunidad de trabajar ni de estudiar, teniendo a la ilegalidad como única puerta de entrada. Por ello, es fundamental garantizar que cada peso entregado a la administración, sea efectivamente invertido en la búsqueda de oportunidades para los jóvenes más vulnerables de la ciudad.

I. La puerta de la ilegalidad es más ancha que la de las oportunidades

jóvenes en riesgo

Para el año 2014, el porcentaje de bachilleres que logró ingresar al sistema de educación superior en Bogotá fue de apenas el 48%. Esto quiere decir que de los 93.204 bachilleres que presentaron las pruebas Saber en el año 2013, solamente 45.244 se inscribieron en algún programa de pregrado de educación superior. Por su parte, para 2014, según datos del ministerio de educación, la tasa de deserción de la educación superior fue del 11% en Bogotá. Como vemos, el acceso a las oportunidades es un embudo que deja a buena parte de los jóvenes por fuera.
En cuanto al empleo, siguiendo un estudio de planeación (2014), se evidencia que, al igual que a nivel nacional, la tasa de desempleo juvenil es mayor que la general. La gráfica siguiente ilustra este fenómeno para el período 2007-2013. Se observa que la tasa de desempleo juvenil en el 2015 es cercana al 15%, mientras que la tasa de desempleo general está situada por debajo del 10%. Ver gráfico 1:

desempleo juvenil

Los Ni/Ni: 411.000 jóvenes ni estudian ni trabajan

El estudio distrital de juventud 2014, realizado por el instituto distrital para la protección de la niñez y la juventud -Idipron- revela que el 50% (978.021) de los jóvenes en edad escolar de Bogotá no se encuentra estudiando; el máximo nivel educativo alcanzado por 66.6% de los que si estudian es básica secundaria y media, 16,9% logra una formación universitaria, 15,2% una técnica o tecnológica, 0,8% especialización, 0,3% maestría, y 0,1% doctorado (Idipron 2014).

¿Queremos que la cárcel sea el futuro de los jóvenes sin oportunidades?

Todas estas cifras nos permiten evidenciar la necesidad de ofrecer oportunidades serias a todos estos jóvenes que ni estudian ni trabajan. De acuerdo al centro de estudios y análisis en convivencia y seguridad ciudadana – CEACSC- en 2014 ingresaron 8.061 jóvenes al sistema de responsabilidad penal adolescente, de éstos el 45,30% lo hizo por hurto (3.652). Si no hay una política de prevención seria, la cárcel será la única y perversa oportunidad.

II. ¿Qué propuso la administración para atender a 10.000 jóvenes en riesgo?

El gobierno distrital anunció la continuación de dos programas que venían de administraciones pasadas dirigidos a los jóvenes sin oportunidades: el programa misión Bogotá y el programa de atención para adolescentes y jóvenes habitantes de y en calle, estos últimos también llamados “trapecistas”.
La actual administración dejó morir de inanición al programa misión Bogotá, mediante un reducción del presupuesto del 77.35%. Y posteriormente a mediados de 2014, el proyecto pasó a manos del instituto distrital para la protección y la juventud – Idiprón. Como se verá más adelante, para 2015, la administración solicitó gran cantidad de recursos para este nuevo proyecto, argumentando la urgente necesidad de atender a 10.000 nuevos jóvenes en riesgo.

¿Qué se ha hecho con los 100.804 millones de pesos destinados para 10.000 jóvenes vulnerables de la ciudad?

En noviembre del 2014 la administración solicitó al Concejo de la ciudad 147.000 millones de pesos con el fin de iniciar un nuevo programa denominado jóvenes en paz orientado a la generación de oportunidades de empleabilidad a 10.000 jóvenes vulnerables que no se encontrasen ni estudiando ni trabajando.

Frente a la idea de lo propuesto, el Concejo aprobó más recursos de los solicitados; 152.000 millones de pesos distribuidos de la siguiente manera en tres entidades.

Tabla: Ejecución presupuestal con corte al mes de octubre de 2015 (millones de pesos)

jóvenes en riesgo
Fuente: Secretaría de Hacienda, PREDIS
La plata de los jóvenes fue desviada para atender otros programas

Solo 66.000 de los 100.804 millones que fueron aprobados al Idipron fueron destinados a atender más jóvenes vulnerables.

Los 31.500 millones de pesos asignados a la secretaría de gobierno se invirtieron en programas de seguridad y convivencia que no está asociados con la propuesta del programa jóvenes en paz. La misma suerte tiene los 20.000 millones de pesos entregados a la secretaría de integración social los cuales en su mayoría se destinaron al programa de responsabilidad penal adolescente; en su conjunto programas que nada tiene que ver con sentido bajo el cual fueron solicitados los millonarios recursos.

IV. Lo que se advirtió desde el Concejo

En el caso del idipron, los recursos han terminado financiando programas históricamente desarrollados por el instituto y metas que nada tienen que ver con los jóvenes.

Estas advertencias fueron presentadas en debate de control político el pasado mes de agosto.
De las 8 metas que componen el proyecto 968; “Generación de ingresos y oportunidades Misión Bogotá Humana”, solo una meta está orientada a la atención de nuevos jóvenes. Esta es: “Ofrecer 7,000 Oportunidades de formación para el emprendimiento a juventud con magnitud vulneración de derechos”. (Segplan septiembre de 2015).
31.310 millones de pesos entregados a Idipron se destinaron a financiar programas que nada tiene que ver con la atención a jóvenes en riesgo. Por ejemplo, al proyecto 968 se le cuelgan metas asociadas con el suministro de 4.800 apoyos alimentarios a personas en situación de pobreza extrema, y a la atención de 450 personas de programas históricos del Idipron.

En este link pueden consultar la presentación que realizamos en el debate del 31 de agosto de 2015 en el Concejo.

V. Visitamos algunos de los centros en los que se atienden a los jóvenes en riesgo.

En abril del 2015 visitamos las seis Unidades de Protección Integral. El único centro del que no se presentan fotos es el de Puente Aranda, debido a que no nos permitieron el ingreso. Las visitas fueron realizadas por Cristián Calderón y Ana María Parada, asesores de mi unidad de apoyo normativo.
Unidad de protección integral – Rafael Uribe – Barrio Santa Lucía
La infraestructura pequeña, y espacios oscuros. No hay zonas verdes, y los corredores y el espacio central son bastante fríos.
Muchos jóvenes permanecían en la puerta de entrada, pues por asuntos de horario o reglamento no podían ingresar. Otros entraban y salían, a veces enfrentando al vigilante.
Pudimos observar que hubo un intercambio de papeletas entre un joven que salió y otro que esperaba afuera.
Ese mismo día presenciamos un intento de riña entre un miembro de las barras de Santa Fe y otro de Millonarios.
Los espacios permanecen limpios, y cuentan con talleres de telares, informática y grafitis.

Unidad de protección integral – Bosa – Bosa La Estación

Es una unidad bastante pequeña, compuesta por dos bloques con salones y oficinas que bordean una plaza central.
Algunos jóvenes permanecían sin hacer nada. Nos informaron que normalmente, antes del ingreso de los jóvenes, son decomisados objetos que pueden poner en riesgo la convivencia dentro de la UPI.

Unidad de protección integral Ciudad Bolívar – UPI Arborizadora alta

Personas del lugar aseguran que en los últimos meses se multiplicaron el microtráfico y las redes de expendio. La UPI está localizada prácticamente en una olla de expendio de drogas, donde se tiene mucho control de la entrada y salida de personas.

Unidad de protección integral – Usaquén – Servitá

Hay problemas de sobrecupo. Incluso se vieron en la obligación de habilitar una carpa en medio de la plaza principal para que los jóvenes que lleguen puedan recibir algunas charlas.

Unidad de protección integral – Ciudad Bolívar – Barrio Perdomo

Habilitaron una “caleta comunitaria” para que los jóvenes dejen de manera voluntaria elementos peligrosos y los recuperen una vez salgan. Hay un problema con los “taquilleros” de la zona. Mientras algunos de los jóvenes en su clase de educación física permanecían sentados y charlando, otros se veían atraídos a la reja metálica que mira hacia la avenida por la presencia de estos vendedores. Las drogas tienen sitiados a muchos centros del programa
En nuestras visitas de campo fuimos alertados de la existencia de expendios de droga en los entornos de algunas de las unidades de atención integral. Tal es el caso de la unidad de protección integral del Perdomo, ubicada en Ciudad Bolívar. Allí fuimos informados de la existencia de un expendio de drogas a escasas cuadras del centro de atención de los jóvenes en riesgo.

De otra parte, en las visitas de campo realizadas el 27 y 28 de agosto a las actividades extramurales en las que participan los jóvenes atendidos por el idiprón, recogimos testimonios de los mismos en los que nos contaron del consumo de drogas en las clases.

Hay sobrecupo en algunos de los centros

Queremos lanzar una alerta temprana por sobrecupo, existente en los centros de atención. Las 6 unidades de protección integral solo tienen capacidad para atender 1.150 jóvenes. En el momento en que las visitamos, 4 de ellas presentaban un sobrecupo de 273 jóvenes (tal y como se discrimina en la tabla), mientras que en otros dos centros, aún tenían cupo disponible a 22 de abril de 2015.

Unidades de protección integral (UPI) a cargo del Idiprón que atienden a los jóvenes del programa “Jóvenes en paz” y que presentan sobrecupo
upi bogotá
Fuente: visitas realizadas el día 22 de abril de 2015 por la unidad de apoyo

VI. Conclusiones

Contando con inmensos recursos por $100.804 millones en el idipron, para una meta de atención de 10.000 nuevos cupos para jóvenes en riesgo, apenas están atendiendo a 5.871 jóvenes. A pesar que existen tres estudios realizados por la misma administración (Estudio J14, Evaluación de impacto del programa misión Bogotá 2014 y Encuesta de clima escolar y victimización 2013) estos han sido desaprovechados por el mismo distrito y no fueron utilizados para preparar un censo técnico que hubiese permitido focalizarse en los jóvenes que más requerían la atención.

De los 100.804 millones asignados al idipron para el programa jóvenes en paz, solo se destinaron 66.203 millones a la creación de cupos para el mismo, lo cual corresponde al 65,67%. Mientras que en programas ya existentes, algunos de los cuales no tienen nada que ver con jóvenes, se utilizan los 31.731 millones restantes, lo cual corresponde al 31,48%.

Las drogas tienen cercados muchos colegios, los centros en donde se desarrollan los programas de jóvenes en paz, los barrios, los parques de los barrios. Se necesita con urgencia un programa conjunto entre el gobierno distrital y nacional para la pedagogía, la prevención y la rehabilitación en el tema de drogas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: