Después de los anuncios, ¿saldremos de la crisis de la salud en Bogotá?

A pesar de  la emergencia sanitaria por la crisis de salud en Bogotá, el colapso en los hospitales, especialmente del sur de la capital, se mantiene

Juan Carlos Flórez
Septiembre de 2016

(Intervención – 19 septiembre de 2016)

La red sur y sur-occidente de Bogotá, que le presta sus servicios a 1.323.636 personas, concentran el mayor número de hospitales con déficit financiero de la capital. En la primera, solo en tres hospitales (Meissen, Tunal y Tunjuelito) el déficit llega a los 21.911 millones de pesos; mientras que la red sur-occidente, tiene el 60% de sus centros médicos con un saldo en rojo de -9.157 millones de pesos.

La situación parece no tener una solución en el corto plazo, ya que el distrito aún no entrega los recursos para resolver los problemas financieros. El 60,8% de los recursos más importante del sector salud, que equivalen a 124.000 millones de pesos, no fueron priorizados en el presupuesto distrital, dejándolos condicionados a un cupo de endeudamiento. Así mismo, solo 8 meses después de haberse decretado la emergencia sanitaria, la administración habilitó el 95,2% de los recursos para atender la difícil situación de los hospitales.

¿La emergencia sanitaria se quedó solo en anuncios?

En febrero de 2016 la administración decretó la emergencia sanitaria debido al hacinamiento de los servicios de urgencias de la red pública hospitalaria, especialmente en el sur-occidente de la capital. La emergencia fue decretada durante 6 meses y prorrogada por 6 meses más el pasado 5 de agosto.

De acuerdo con las cifras oficiales que ha presentado la secretaría de salud, la sobreocupación de los servicios de urgencias, especialmente en la red sur y sur occidente, alcanza el 273% de sobre ocupación, siendo el hospital de Kennedy el de mayor porcentaje, con un sobrecupo del 379%, seguido del Santa Clara con 374%, Bosa con 160% y Meissen con un 147%.

las urgencias en Meissen desbordadas
Urgencias hospital Meissen

Hay un desfase entre lo anunciado por la emergencia sanitaria y lo que hay realmente

Aunque el secretario de salud, Luis Gonzalo Morales, dijo que la emergencia sanitaria permitiría invertir entre 5 mil y 6 mil millones de pesos para ampliar la capacidad de las camas de urgencia en los hospitales del sur (Kennedy, Meissen y Santa Clara). No está claro si ese dinero ya se invirtió o aún no, con el fin de descongestionar las salas de urgencias.

El secretario de salud aseguró que las primeras acciones debían estar listas dentro de los próximos seis meses (a partir de febrero de 2016) y entre ellas estaba destrabar la obra del hospital El Tintal, que según el alcalde Peñalosa, se convertirá en el hospital materno infantil de Bogotá. Dos meses después que se cumpliera el plazo prometido, el problema aún no se resuelve.

Luego de revisar el estado de las salas de urgencias de los hospitales más congestionados de las redes sur y sur-occidente, pudimos constatar que el problema de sobre ocupación no se ha logrado resolver, ni se ha avanzado, debido a la falta de infraestructura.

Hospital de Meissen: urgencias desbordadas

Urgencias antes de la emergencia sanitaria
Urgencias en Meissen desbordadas
Urgencias Meissen – 24 noviembre de 2015
Urgencias después de la emergencia sanitaria
Urgencias hospital Meissen desbordadas
Urgencias Meissen – 14 septiembre de 2016

Si lo que buscaba la actual administración con la declaratoria de la emergencia sanitaria era descongestionar los servicios de urgencias en la red hospitalaria del distrito, lo que podemos ver hoy, en el caso del hospital de Meissen, es que el panorama sigue igual. Entonces, ¿Cuánta plata se ha invertido hasta el momento para descongestionar las urgencias de Meissen luego de 8 meses de la declaratoria de la emergencia sanitaria?

El rezago de Meissen es producto de la corrupción e ineficiencia

La falta de infraestructura de Meissen y los líos judiciales que enfrenta hoy el hospital son el resultado de una ampliación fallida pensada a partir de la construcción de la torre 2 del centro médico que quedó en obra gris y abandonado por el saqueo de los contratistas (Julio Gómez) al servicio del “cartel de la contratación” durante la alcaldía de Samuel Moreno; además de la imposibilidad de la administración Petro de liquidar el contrato con la firma Obras y Diseños y así poder terminar las obras para poner la torre 2 al servicio de la comunidad.

Construcción de hospital Meissen está en obra negra
Torre 2 Hospital de Meissen – 14 septiembre de 2016
Las construcciones del hospital de Meissen están en obra negra
Torre 2 hospital de Meissen – 14 septiembre de 2016

El distrito nunca intentó conciliar con el contratista Obras y Diseños para destrabar las demandas judiciales y poder terminar una obra que fue adjudicada por 34.000 millones en 2006 y que tuvo adiciones durante la alcaldía de Samuel Moreno por 17.000 millones más, pero que hoy está en el abandono total. Las paredes están agrietadas, las puertas dañadas y parte de la infraestructura presenta humedad. Mientras tanto, el distrito paga el arriendo de 11 bienes en los que presta los servicios externos de salud que no pueden ofrecer en las instalaciones del hospital por falta de infraestructura.

Hospital de Kennedy: mucho bombo y pocas urgencias

Urgencias antes de la emergencia sanitaria
Urgencias en el hospital de Kennedy desbordadas
Urgencias Kennedy – 24 de noviembre de 2015
Urgencias después de la emergencia sanitaria
Urgencias hospital de Kennedy desbordadas
Urgencias Kennedy -19 de septiembre de 2016

Fue en este hospital donde secretario de salud Luis Morales y el alcalde Enrique Peñalosa anunciaron la emergencia sanitaria para descongestionar las urgencias en varios centros médicos distritales. En este centro de salud actualmente se presta el servicio de urgencias en casetas de material drywall ubicadas en el parqueadero del hospital. Al igual que en el hospital de Meissen, 8 meses después de la declaratoria de la emergencia sanitaria, los servicios de urgencias del hospital de Kennedy siguen igual de colapsados que antes de que la administración tomara medidas.

Hospital de Kennedy. De la corrupción de Moreno a la ineficiencia de Petro

La falta de infraestructura que afronta hoy el hospital de Kennedy es producto de los malos manejos administrativos de pasadas administraciones que le han costado miles de millones a la ciudad afectando la prestación del servicio de salud a la comunidad. El 30 de diciembre de 2010 la secretaría de salud adjudicó el contrato a la firma española Herreña Fronpeca por un valor de $ 24.427 millones de pesos (Contrato #1671 de 2010).

A finales de 2012 el constructor abandonó la obra. Al contratista se le entregó un anticipo por 10.000 millones de pesos, pero solo invirtió en la obra 4.000 millones de pesos, que se gastaron en los cimientos de la estructura y una rampa.

Las obras del hospital de Kennedy están abandonadas
Obras abandonadas del hospital de Kennedy
Las obras del hospital de Kennedy están abandonadas
Obras abandonadas del hospital de Kennedy

Durante la administración pasada, Entre los años 2014 y 2015, se firmaron dos convenios entre la secretaría de salud y el hospital de Kennedy para solucionar la falta de infraestructura y descongestionar el área de urgencias del hospital y otros servicios por un valor de 1.2 billones de pesos. El primero para actualizar los diseños de las obras abandonadas, y el segundo para ampliar el área de urgencias en el parqueadero del hospital.

Radiografía del hospital Tintal

Obras del hospital del Tintal
Hospital Tintal – 14 septiembre de 2016

Para poner en funcionamiento del hospital del Tintal, pensado como un centro de pediatría, para la atención del sur occidente de la capital, este debió haber abierto sus puertas el 26 de junio de 2011. Hoy, 5 años después, el hospital funciona a medias. A pesar de que su construcción comenzó el 18 de agosto de 2009, luego de que le fuera adjudicado el contrato a Julio Gómez (miembro de cartel de la contratación) por 19.463 millones de pesos, las obras quedaron paralizadas.

La administración Petro invirtió 8.000 millones de pesos más y en diciembre de 2015, un día antes de entregar el cargo, Gustavo Petro inauguró y dio apertura al hospital, pero sin tener los equipos necesarios para ponerlo en funcionamiento.

Un hospital de 37.000 millones de pesos que aún no opera al 100%

En el afán de la administración anterior de poner en funcionamiento el hospital, a última hora (30 de diciembre de 2015) adjudicaron la adquisición de los equipos médicos a las carreras y a medias, quedando por fuera, en ese momento, 187 equipos indispensables para que el hospital pudiera funcionar al 100%, entre ellos Rayos X y esterilización, fundamentales, por ley, para la apertura del área de urgencias, según resolución del ministerio de salud 2003 del año 2014. Para ver el listado de equipos médicos pulse aquí.

A comienzos de este año, días antes que el distrito decretara la emergencia sanitaria, realizamos una visita a las instalaciones del hospital y pudimos constatar que, aunque el área de urgencias estaba totalmente dotada y lista para estrenarse, con el fin de descongestionar las urgencias del hospital de Kennedy, colapsadas por el sobrecupo y falta de infraestructura, no pudo entrar en funcionamiento por problemas de contratación.

Las urgencias del hospital el Tintal no están funcionando
Urgencias Hospital Tintal –16 de febrero de 2016

La actual administración revocó el proceso de compra de esos equipos frenando la apertura de urgencias, pero dos semanas después el alcalde Peñalosa y su secretario de salud estaban anunciando la emergencia sanitaria en la ciudad precisamente por el colapso de las salas de urgencias de la red hospitalaria distrital. Sólo dos meses después, el 2 de marzo de 2016, el fondo distrital de salud, le notificó al hospital Tintal, que le entregaría recursos por 17.133 millones de pesos para que realizar los procesos de compra de los equipos que faltan por adquirir.  Aquí puede ver la comunicación de la secretaría de salud.

En nuestra última visita al hospital, el pasado 14 de septiembre de 2016, verificamos que la totalidad de los equipos médicos ya fue adquirida. Sin embargo, la sala de urgencias sigue sin entrar en operación. Lo mismo ocurre con las salas de cirugía, debido a problemas estructurales, cuyas obras, según informaron las mismas directivas del hospital, pueden tardar 80 días más.

Urgencias Tintal no funcionan
Urgencias Tintal – 14 de septiembre de 2016
Salas de cirugía hospital Tintal no funcionan
Sala de cirugía Tintal – 14 de septiembre de 2016

El Tintal no tiene vías de acceso porque está dentro de un cerramiento ilegal

Cerramiento del hospital Tintal – 14 septiembre de 2016

Hospital Tintal no tiene vías de acceso
Cerramiento del hospital Tintal – 14 septiembre de 2016

A los problemas de corrupción, infraestructura y contratación que ha sufrido el hospital para que pueda operar al 100%, el Tintal sólo cuenta con una vía de acceso que es la congestionada avenida Ciudad de Cali y que obliga a los vehículos de emergencia a recorrer 1.6 km de más, que en el caso de una urgencia pediátrica puede significar la vida o la muerte.

El hospital quedó dentro de un cerramiento privado, propiedad de los padres Agustinianos, que el mismo acueducto de Bogotá ha catalogado como de ilegal debido a que estos terrenos están dentro una reserva hídrica, tal y como se lo informó la entidad a las directivas del hospital.

Frente a esta situación, el pasado 29 de febrero de 2016 la secretaría de movilidad le respondió a las directivas del hospital Tintal: “En dicho diseño no se contemplan dispositivos de señalización que informen sobre la existencia y vía de acceso al centro hospitalario”. Para ver la comunicación de la secretaría de movilidad, pulse aquí.

Un centro de urgencias pediátrico sin vías de acceso con un recorrido extra en ambulancia de 1.6 km

Tanto el hospital como las edificaciones residenciales vecinas, están dentro de un cerramiento privado que el acueducto de Bogotá cataloga como ilegal por encontrase sobre una reserva hídrica. Hoy no existe un paso vehicular que conecte a la vía de acceso que colinda directamente con la entrada de urgencias del hospital Tintal porque se antepone una fracción de área privada protegida por rejas. Es decir, los terrenos del hospital están encerrados dentro de una extensa área privada que imposibilita actualmente el acceso y salida de las ambulancias al centro médico.

El siguente video se puede observar el cerramiento que rodea al hospital Tintal

Conclusiones

  • La declaratoria de la emergencia sanitaria no estuvo acompañada de acciones claras orientadas a resolver la crisis de los servicios de urgencias de los hospitales públicos de la ciudad. Ocho meses después, los servicios de urgencias de los hospitales siguen igual de colapsados.
  • Por su parte, en el hospital de Kennedy los servicios de urgencias siguen funcionando en casetas improvisadas en el parqueadero del centro médico.En el hospital de Meissen la sobre ocupación en urgencias persiste debido a la falta de infraestructura. Las obras de la torre 2 del centro médico están abandonadas por líos judiciales.
  • En el hospital Tintal, a pesar de contar con la infraestructura y dotación médica, la sala de urgencias pediátricas sigue sin prestar sus servicios.
  • Siendo la salud un tema prioritario, los recursos de la salud han quedado sujetos a recursos inciertos, (APP y proceso de optimización de activos). Así mismo, el 60% de los recursos del proyecto de acuerdo 1189 de reorganización del sector, quedaron sujetos a la aprobación del cupo de endeudamiento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: