Más colegios por concesión no resuelven los problemas de la educación pública

Aumentar el número de los colegios por concesión no es el camino para resolver los problemas de la educación pública. Lo que nos muestran las cifras de la propia secretaría de educación es que los colegios públicos pueden ser capaces de encontrar soluciones si cuentan con recursos y apoyo para los maestros. Por eso, defiendo aquí mi postura de que los recursos públicos que se están destinando para construir infraestructura educativa deben estar orientados a garantizar la jornada única en los colegios públicos

Es una locura sobreendeudar a Bogotá por un capricho de Peñalosa

El plan de desarrollo de Enrique Peñalosa está desfinanciado en más de 35 billones de pesos. Desde la discusión del plan advertí que había muchas fuentes inciertas de recursos: 13,8 billones de pesos en transferencias de la nación para el metro, que no son seguras y que se pueden convertir en un cheque chimbo cuando entre en vigencia la ley de garantías; 13 billones en unas APPs que son de papel y que no han sido efectivas para generar recursos; 6,5 billones por la venta de acciones de empresas públicas, que no se han concretado; y 1,3 billones en un recaudo por valorización que se cayó en el concejo. Por eso, para tapar el hueco del plan de desarrollo, el alcalde Peñalosa quiere endeudar más a Bogotá.

¿Peñalosa le va a cumplir a la primera infancia?

De los 571.000 niños que habitan en Bogotá, únicamente el 43% asiste a un jardín u hogar comunitario, es decir, 250.000 niños. De los 321.000 niños restantes que no reciben atención institucional, el 62% vive en hogares de estrato 1 y 2. En ese escenario, Peñalosa se plantea construir 13 jardines, pero sólo uno está en obra a un año y medio de su gobierno.

Víctimas: los más vulnerables entre los vulnerables

El pasado 9 de abril alcalde Peñalosa prometió vivienda, empleo, educación y oportunidades a las más de 300.000 víctimas del conflicto armado que residen en Bogotá. Sin embargo, a casi un año y medio de su administración, la atención a víctimas no ha dado un giro de fondo en la ciudad y está haciendo meramente inercial, para el grueso de las entidades las víctimas no son una prioridad, son un tema marginal.

Mis prioridades: educación, salud, jóvenes y víctimas

Presento mi rendición de cuentas para el segundo semestre del 2016. Debatimos sobre la situación crítica del embarazo adolescente en Bogotá, el flagelo de las drogas en los colegios y el presupuesto para víctimas de la ciudad. También me pronuncié en diversos medios sobre el metro, la reforma a la salud y llamé la atención sobre la contratación en la contraloría.