Peñalosa y la salud pública: mucho sector privado, poca ejecución pública

Esta administración, a pesar de la publicidad que ha desplegado, está muy retrasada en los compromisos que hizo de mejorar la infraestructura hospitalaria pública de la ciudad. Como les demostraré en este debate, la elección de un mecanismo contractual inmaduro y la muy pobre gestión de los recursos a disposición de la secretaría de salud han resultado en una pobrísima ejecución de los recursos. Los prometidos cambios fueron apenas una promesa de campaña.  

La administración Peñalosa no va a recuperar el San Juan de Dios

Fui designado como ponente para la iniciativa con la que la administración solicita $431.668 millones en vigencias futuras, entre los años 2019 y 2027, para reponer el hospital Santa Clara. Con este proyecto no se va a recuperar el San Juan de Dios, como lo ordenan la ley y fallos judiciales. En cambio, la administración propone una nueva edificación para el Santa Clara en los predios del San Juan. Pero del camino propuesto está sembrado de trampas jurídicas: contratarían el hospital por la modalidad de alianza público privada (APP), que es la más cara, pero se niegan a reconocerlo, con lo cual estarían violando la ley y pondrían en gran riesgo la posibilidad de construir dicha nueva sede del Santa Clara.

Es una locura sobreendeudar a Bogotá por un capricho de Peñalosa

El plan de desarrollo de Enrique Peñalosa está desfinanciado en más de 35 billones de pesos. Desde la discusión del plan advertí que había muchas fuentes inciertas de recursos: 13,8 billones de pesos en transferencias de la nación para el metro, que no son seguras y que se pueden convertir en un cheque chimbo cuando entre en vigencia la ley de garantías; 13 billones en unas APPs que son de papel y que no han sido efectivas para generar recursos; 6,5 billones por la venta de acciones de empresas públicas, que no se han concretado; y 1,3 billones en un recaudo por valorización que se cayó en el concejo. Por eso, para tapar el hueco del plan de desarrollo, el alcalde Peñalosa quiere endeudar más a Bogotá.