La educación y las víctimas no ganan con el presupuesto de Peñalosa

El debate sobre el presupuesto de la ciudad no es exclusivamente un tema de cifras. Es también una discusión política sobre la gestión de las entidades que administran recursos públicos, y que tienen como propósito atender problemas puntuales que afectan la vida de los bogotanos. Por esa razón, mi análisis del presupuesto se centró en aspectos fundamentales de la política social y ambiental de la ciudad: en el estado financiero de la Universidad Distrital, la universidad pública que hace presencia en los sectores populares de la ciudad; en la infraestructura educativa que prometió esta administración, así como en los avances en la jornada única; en los espacios para cuidar a la primera infancia; en las obras culturales y la protección de la naturaleza; y en la atención a las víctimas del conflicto armado que residen en Bogotá.

Trabajamos en defensa de los recursos públicos

Durante este semestre nuestro trabajo fue destacado dos veces por una evaluación independiente. Según Bogotá Cómo Vamos "sobresale el concejal Juan Carlos Flórez de la Alianza Social Independiente ASI quien se caracteriza por su permanencia en todas las sesiones y quien desarrolla los mejores debates de control político. Para este semestre el control a la Secretaría de Integración Social sobre los comedores comunitarios obtuvo el puntaje más alto". En mayo reconoció el debate sobre Transmilenio.

Serios problemas en la apertura del año escolar

Hoy, 20 de enero de 2014, cuando inicia el año escolar, al menos 2663 de niños y adolescentes de Usme, Rafael Uribe Uribe, Puente Aranda y Teusaquillo son perjudicados por el incumplimiento en la ejecución del plan de obras de colegios de la Secretaría de Educación.