La educación y las víctimas no ganan con el presupuesto de Peñalosa

El debate sobre el presupuesto de la ciudad no es exclusivamente un tema de cifras. Es también una discusión política sobre la gestión de las entidades que administran recursos públicos, y que tienen como propósito atender problemas puntuales que afectan la vida de los bogotanos. Por esa razón, mi análisis del presupuesto se centró en aspectos fundamentales de la política social y ambiental de la ciudad: en el estado financiero de la Universidad Distrital, la universidad pública que hace presencia en los sectores populares de la ciudad; en la infraestructura educativa que prometió esta administración, así como en los avances en la jornada única; en los espacios para cuidar a la primera infancia; en las obras culturales y la protección de la naturaleza; y en la atención a las víctimas del conflicto armado que residen en Bogotá.

Por qué voté no al proyecto de presupuesto de 2018

Estuve presente durante las 10 sesiones de presentación del proyecto de presupuesto distrital de los 15 sectores que componen el gobierno de la ciudad, además de la contraloría, la veeduría y la personería distrital. También participé en las dos sesiones de debate del proyecto en la comisión de hacienda y el debate del proyecto en la plenaria de la corporación el pasado 9 de noviembre. En estas sesiones realicé 18 intervenciones, en las que expuse distintas inquietudes que me generaba este presupuesto. Al final, voté no al proyecto de presupuesto que presentó la administración distrital.

Mi trabajo durante el segundo semestre de 2017

Durante el segundo semestre de 2017, mi trabajo se enfocó en vigilar la destinación de los recursos de los bogotanos y en advertir de manera oportuna sobre desafíos que enfrenta la ciudad. Por eso, realicé en el concejo seis debates de control político y seguí otros temas de alto impacto para los bogotanos.

Con convicción y alegría trabajo por el bienestar de los bogotanos

El primer semestre de 2015 advertí que se está poniendo en riesgo la seguridad de niños y niñas que asisten a tomar clase en jardines ubicados en estructuras provisionales sin licencia de construcción. Ratifiqué las alertas que ya había realizado desde 2012, sobre la prórroga de los contratos a operadores de las Fases I y II de Transmilenio, sin nada a cambio para los bogotanos. No habrá licitación para firmar nuevos contratos de operación ni se podrá realizar la Alianza Público-Privada (APP) tan anunciada por el alcalde Petro. Alerté a la Administración sobre las irregularidades en el manejo de los programas de seguridad alimentaria en la ciudad. E invité a la Administración a orientar las políticas públicas dirigidas a luchar contra la violencia hacia las mujeres, no solo hacia ellas, sino hacia los hombres.

Dedicación, rigurosidad y disciplina

Finalizó el tercer año de mi trabajo como concejal. Ha sido un tiempo de intensa dedicación, rigurosidad y disciplina. A lo largo de este semestre, junto con mi equipo, continuamos presentando diversas alertas tempranas que buscaban que la administración distrital tomara medidas para evitar que los problemas se agravaran. La realización de debates, la elaboración de ponencias y las diversas investigaciones que adelantamos concentraron nuestros esfuerzos.

En defensa de la educación superior pública

Defiendo y respeto la autonomía universitaria como herramienta que garantiza la existencia de una comunidad de libre pensamiento, cuyo objetivo es educar e investigar para que amplios sectores de las nuevas generaciones puedan ocupar un lugar en la vida de la sociedad y contribuir a ella. Pero la autonomía universitaria también tiene unos riesgos inmensos. Detrás de ella se pueden escudar todo tipo de prácticas oscuras. Y eso lo estamos viendo hoy, tanto con universidades privadas como públicas.

Trabajamos en defensa de los recursos públicos

Durante este semestre nuestro trabajo fue destacado dos veces por una evaluación independiente. Según Bogotá Cómo Vamos "sobresale el concejal Juan Carlos Flórez de la Alianza Social Independiente ASI quien se caracteriza por su permanencia en todas las sesiones y quien desarrolla los mejores debates de control político. Para este semestre el control a la Secretaría de Integración Social sobre los comedores comunitarios obtuvo el puntaje más alto". En mayo reconoció el debate sobre Transmilenio.