Reserva o catástrofe Por qué preservar y restaurar la reserva van der Hammen es un antídoto contra una catástrofe ambiental

La urbanización acelerada sobre toda la sabana de Bogotá ha tenido efectos muy negativos en la calidad del ambiente de la región. En consecuencia, la posibilidad de preservar y restaurar un área como la reserva Thomas van der Hammen – 1.395 hectáreas que aún conservan fragmentos de ecosistemas nativos – se vuelve fundamental para poner un freno al deterioro ambiental, una tarea de especial importancia al considerar que estamos en una época de emergencia ambiental en todo el planeta.

Mi trabajo durante el segundo semestre de 2017

Durante el segundo semestre de 2017, mi trabajo se enfocó en vigilar la destinación de los recursos de los bogotanos y en advertir de manera oportuna sobre desafíos que enfrenta la ciudad. Por eso, realicé en el concejo seis debates de control político y seguí otros temas de alto impacto para los bogotanos.